Vender online: qué hacer antes de empezar


Hoy vamos a hablar de algo fundamental para que tu negocio funcione: vender online. Y de lo que hay que hacer antes de empezar a vender por Internet, ya sean productos o servicios.

Nos han vendido que montar un negocio por internet es fácil: montas una web, twiteas un poco y ya empiezas a vender tus servicios o productos a lo loco.

Pero, dejando aparte el hecho de que las estrategias de visibilidad orgánica cada vez funcionan menos, la realidad es que montar un negocio online no es montar una web.

Lo primero es tener un plan.

Vender online: plan de negocioY es que, como su propio nombre indica, estás montando un negocio. Y antes de empezar un negocio debemos tener un “plan de negocio”. No porque trabajemos online podemos saltarnos determinados pasos obligatorios.

En ese plan, como ya te he contado en anteriores artículos, hay que dejar claros los proyectos a los que nos enfrentaremos y, si es posible, las tareas que forman esos proyectos.

Es imprescindible también un calendario. Si no tenemos un calendario, una fecha tope donde terminar las tareas y proyectos, el trabajo se hará eterno y nunca terminarás nada de lo que te has propuesto. Resultado: nunca tendrás tu negocio online. Ni siquiera tendrás una tienda online medio decente.

El plan de negocio como guía.

Un plan de negocio no es un documento muerto que entregar en alguna administración.

Un plan de negocio es un elemento vivo de nuestro trabajo, que debe poder modificarse adaptándose a las situaciones que se presenten.

Pero, sobre todo, ese plan con su calendario o cronograma o como quieras llamarlo, es una guía de lo que tenemos que hacer y ACABAR en cada momento.

Si sabemos lo que tenemos que hacer y cuándo tiene que estar hecho, será mucho más difícil que distraigamos nuestra atención en tareas que no nos acercan a completar nuestro objetivo.

Una gran ayuda para ejecutar esas tareas será también tener un horario bien marcado de forma diaria para saber qué hacer y cuánto tiempo tenemos para hacerlo, día tras día.

Ese horario, poco a poco, nos ayudará a poner el foco en lo que hay que hacer y no distraernos.

Pero del calendario ya te hablaré en otro post.

Hablemos de organización y ventas.

Vender online puede ser un concepto muy abstracto. Y puede convertirse en una fantasía llena de datos irreales dentro de nuestra cabeza.

Por eso es tan importante la organización pre-venta.

Tanto si vendes servicios como si vendes productos tienes que tener claros tres puntos antes de lanzarte a la promoción y la venta:

Tener tu producto preparado, tener un sistema de distribución y tener un sistema de venta. Y si tienes un sistema de atención post-venta al cliente, ya es perfecto.

Venta de productos:

Hay tres aspectos fundamentales en la fase de organización pre-venta de productos.

  1. Debes tener suficiente stock para atender los pedidos, sin que se acumule o deteriore y sin quedarte corto. Es importante que vayas previendo las demandas del mercado en función de tus ventas mensuales.
  2. Debes tener claro, antes de empezar, cómo distribuirás tus productos y cuánto te va a costar, a ti o a tu cliente. Piensa que muchos clientes dicen no a una compra si los gastos son muy elevados.
  3. Debes tener un sistema de pago seguro, eficaz y fácil de usar. Y todas las garantías de devolución (imprescindible: página de condiciones de venta).

Venta de servicios:

Aunque más sencilla a nivel de distribución, la venta de servicios tiene otros puntos que hay que dejar claros antes del comienzo del servicio:

  1. Qué incluye y qué no incluye tu servicio. Debe quedar ultra-mega-super-definido antes de empezar.
  2. Qué niveles, planes y precios de tu servicio tienes. Por ejemplo, puedes dar un servicio básico de diseño web, un servicio en el que creas tiendas online y otro en el que formas al cliente para hacerlo él mismo.
  3. Tienes que tener muy claro cuánto tiempo tardas en dar tu servicio. Así podrás ir gestionado clientes para el futuro.
  4. También debes tener claro cómo vas a entregar esos servicios: no es lo mismo entregar un ebook, que un curso online, que una sesión de gimnasia o terapia.
  5. Como con los productos, debes tener un sistema de pago seguro, eficaz y fácil de usar. Y aquí también son imprescindibles la condiciones de venta.

Todos estos son pasos previos que tienes que haber dado antes de llegar al punto 0, el de lanzarte al mercado online.

Otras tareas que tendrás que realizar una vez que estés en marcha.

Una vez que hemos puesto el negocio en marcha y estamos online debemos tener claras cuáles son nuestras obligaciones para con nuestro negocio.

Lo primero, por supuesto, es entregar a los clientes aquello que han comprado, ya sean productos o servicios.

Así que gran parte del día lo emplearemos en ejecutar el servicio para el cliente. En el caso de los productos, nuestro día se dividirá en atender pedidos y preparar más productos.

Otra parte de nuestro horario diario deberá centrarse en cumplir con nuestras obligaciones fiscales.

Es aconsejable que aprendamos a llevar una contabilidad sencilla y a gestionar nuestros gastos, ingresos, beneficios y presupuestos, para tomar la decisiones adecuadas para nuestro negocio. Por ejemplo, dejar de ofrecer un producto o servicio que se vende poco o que se vende pero no es rentable para nosotros.

Aquí, de nuevo, vuelvo a aconsejar no llevar todo el papeleo legal. Mejor que lo hagan los expertos de la asesoría, es un pequeño gasto para el emprendedor y un gran descanso para las mentes.

Por último, no nos olvidemos, que para eso estamos aquí, debemos reservar tiempo casi a diario para gestionar nuestra presencia online: escribir posts, compartir en redes, atender el correo de nuestros seguidores y clientes.

Todo eso nos va a dar una imagen de seguridad y fiabilidad, así como de cercanía y confianza, que es imprescindible para la venta final.

Y ahora, dime, ¿habías pensado en todas estas tareas antes de vender o? ¿te parece sencillo o complicado organizarte para vender online? ¿qué estás haciendo bien y en qué te podemos ayudar? No te cortes y cuéntamelo en los comentarios, a ver qué te puedo decir!!!

 

Pincha en el botón para suscribirte y recibe también mi guía de regalo.

¿Quieres estar al día con mi blog?

kiwilemonandgrapes.com te informa de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario serán tratados por María Morales Rodrigo, como responsable de la citada web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: Gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta de productos o servicios propios o terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectifivación, limitación y supresión de los datos en maria@kiwilemonandgrapes.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de datos en mi página web: Política de Privacidad de Kiwi Lemon and Grapes (kiwilemonandgrapes.com)


Deja un comentario

La responsable de tus datos será María Morales Rodrigo, y serán enviados a los servidores de Professional Hosting para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.