Aún recuerdo cuando empezaba con el diseño, lo vago que me resultaba el concepto de SEO. Quién me iba a decir que a día de hoy controlaría los secretos del SEO on page. No sé ni cuantos manuales me leí de expertos para aprender cómo piensa Google.

Y resulta que todo es mucho más sencillo. Tan sólo depende de qué escribimos y cómo lo escribimos, no de algoritmos y de técnicas complicadísimas.

Imagínate que alguien, un alguien que se parece mucho a tu cliente ideal, hace una búsqueda en Google. Y tu página aparece ahí, la primera, llamando a gritos a ese cliente.

Pues ese sueño no está tan lejos de la realidad gracias al SEO on page. Algo que pienso enseñarte a gestionar de forma muy, muy sencilla.

Puede que te suene un poco raro: aún no tienes claro qué es SEO y te voy a hablar de gestionar un tipo concreto de SEO. No te preocupes. El SEO on page es el único que necesitas conocer, de momento. Es sobre el único que puedes trabajar y controlar para mejorar tu relación con Google.

Qué es SEO.

qué es SEOCuando hablamos de SEO hablamos de posicionamiento en buscadores. Y cuando pensamos en buscadores nos viene a la mente, indefectiblemente, el todopoderoso Google.

Así que si queremos posicionar bien tenemos que ajustarnos a las normas que dicta la Gran G. Pero eso no debe preocuparte. Todo el tema de cambios de algoritmo, de las políticas de posicionamiento de Google, no deben afectarte si haces las cosas bien.

Partamos del principio de que tienes (o quieres) un negocio online. Tu intención es, o debería ser, vender algo, bien sea un producto o un servicio. Así que el eje central de tu negocio es tu cliente.

(Si tu intención es vivir de la publicidad y las visitas… siento decirte que aquí no te puedo ayudar, pues he probado ese modelo de negocio y he comprobado, en mis propias carnes, que no funciona)

Si tus páginas, incluidas sobre todo las de ventas, y las entradas de tu blog las escribes pensando en aportar valor a tu cliente potencial, en facilitarle la vida y en que encuentre la información que está buscando, Google te querrá.

Encontrar lo que buscas gracias al SEOY es que el negocio de Google es conseguir que todos encuentren lo que buscan lo más pronto posible. Si puede ser en el primer resultado de la primera página de la primera búsqueda que realizan, mejor.

Si tu ofreces esa información tan preciada y, además, se lo dejas muy claro a Google desde el principio, estarás ahí, luchando por los primeros puestos cual Mercedes y Ferrari en los circuitos de Fórmula 1.

Y no hay nada complicado que hacer. Tan sólo mostrar lo que ofreces, que es lo que tu cliente ideal quiere. Debes ver a Google como un gran escaparate. Y tú tienes que trabajar tu mejor decoración para que todos se fijen en tu opción de venta.

SEO on page, SEO off page y SEM.

Como te he comentado en la introducción, el SEO on page es el único que puedes controlar.

SEO significa “Optimización para Máquinas de Búsqueda”.

El SEO on page es el trabajo que haces en páginas (o entradas, o categorías, o etiquetas) para organizar tu información de forma que sea fácilmente localizable para Google. Eso es optimizar tus recursos informativos.

Sencillo, ¿no? El SEO on page se basa en ser organizado escribiendo, y hacerlo bonito.

También existe el SEO off page, que depende de factores externos a ti y a tu web, como el número de enlaces que llevan a tu sitio (que debes de tratar de negociar para que sea algo). O el CTR, es decir, el porcentaje de veces que hacen click en tu página si se muestra en la primera página de búsqueda de Google.

En cuanto al SEM, Marketing para Máquinas de Búsqueda, está más bien basado en la publicidad en buscadores y en optimizar la inversión con las visitas (y las ventas). De momento, no nos interesa.

Comencemos paso a paso, pero basándonos en una premisa: tienes algo y el cliente lo quiere. Ahora sólo tienes que mostrarlo para que Google, y con él los usuarios, lo vean.

Guía práctica de SEO on page

A partir de aquí tienes todos los elementos que puedes optimizar para mejorar el SEO on page. Tanto en páginas como en entradas.

Y voy a ser muy práctica: vamos a estudiar cada uno de los elementos en los que Google se fija para optimizarlos. Incluirás en ellos la información de tu entrada. Así, tanto el buscador como los usuarios sabrán de qué hablas.

El “titular” H1.

Muchas veces se confunde el título que le ponemos a nuestra entrada con el verdadero título de la página (del que hablaremos más adelante). Eso que escribes en la parte superior, tan llamativo para tus lectores en redes sociales, es un titular, un H1.

Google adora los H1, así que en ese titular debes incluir la palabra clave que define tu contenido. Preferiblemente al principio.

Y al mismo tiempo tienes que hacer un título que enganche al lector. Una tarea muy creativa, pero que da sus frutos en buscadores y en redes sociales.

La URL de la entrada.

La URL aparece justo por debajo del titular. Y por defecto es el nombre de tu sitio y el de tu entrada. Pero puedes editarlo, acortarlo y dejar algo legible, que contenga, al principio, tu palabra clave.

Sí, lo sé, parece complicado, pero con un poco de práctica, tu intuición aumentará la rapidez del proceso.

H2, los encabezados en la entrada.

al menos un h2 se dedica al SEO on pageSegún dicen los expertos (y el plugin que usamos en WordPress), al menos uno de los encabezados internos de la página debe incluir la palabra clave.

Hasta aquí, todo muy claro. Pero no debes perder de vista que estamos escribiendo para personas, no para máquinas. Y que, de todas formas, esas máquinas buscan que los contenidos sean lo más “amigables” posible para las personas.

Crea un contenido atractivo, bien organizado, no te olvides de dividir en secciones (encabezados) y marcar con negritas, cursivas. Crea un contenido que enamore.

Las imágenes y los vídeos posicionan.

Tener contenido gráfico en tu entrada no es tan sólo necesario para darle vida de cara a que la lectura sea más amena. A Google le encantan las imágenes y los vídeos, sobre todo si pertenecen a su plataforma, YouTube.

trabajar el SEO on page de las imágenesPero deben estar bien identificados: el nombre de la imagen debe reflejar su contenido y, si es posible, incluir la palabra clave.

El atributo “alt” de las imágenes es otro imprescindible que tienes que optimizar: primero, no olvides incluirlo. Y utiliza descripciones que encajen con tus palabras clave.

Y hasta aquí, la introducción y los conceptos más básicos que trabajar en tu SEO on page. Pero aún hay conceptos que explorar para lograr posicionar de forma que nuestros usuarios nos encuentren rápidamente. ¡Mucho trabajo por delante hasta que demos con el arca perdida del SEO!

¿Te habías parado a pensar la importancia que tiene cualquier pequeño elemento en una página? Hay que tenerlo todo fríamente calculado, ¿verdad? Y tú, ¿con qué palabras claves o temática posicionas? Cuéntanoslo en los comentarios.

Imágenes: Lucasfilm.

Artículos relacionados: