El horario del emprendedor


Como te prometí en un post anterior, hoy te voy a hablar del horario del emprendedor.

Permíteme que utilice ese término, emprendedor. Hay gente a la que no le gusta, por lo incorrecto de llamar emprendedor a una persona que tiene su negocio hace 3 años. Es cierto, emprendió su camino hace 3 años, ahora ya es un trabajador autónomo, un gestor de un negocio online, un freelance o cualquier denominación – todas ellas poco precisas – que le queramos dar.

Pero yo estoy usando la palabra emprendedor con intención. Y es que cuando emprendemos es cuando más perdidos estamos, cuando más tiempo perdemos y cuando menos foco tenemos.

Por eso hablo emprendedores, para dirigirme a todos aquellos que emprenden su camino hacia un trabajo más organizado, en el espacio y en el tiempo.

La importancia de contar tu tiempo.

¿Sabes que en China está mal visto regalar un reloj? La muerte está muy presente en su cultura y parece que un reloj indica a las personas el poco tiempo que les queda por vivir.

Bueno, pues te animo a que seas un poco como ellos, dándote cuenta de que cuando pierdes el tiempo, sin trabajar pero también sin disfrutarlo, estás tirando instantes preciosos de tu vida.

¡Qué metafísico me ha quedao eso, olé!

Pero, si lo piensas, es cierto.

Debemos aprovechar cada minuto que estamos trabajando para ser lo más productivos posibles. De esa forma podremos disfrutar del descanso sabiendo que todo está en su sitio en nuestro negocio. O mejor, olvidándonos del trabajo durante las horas que no nos dedicamos a él.

Contar cuánto tiempo inviertes en cada tarea es algo que me parece muy útil. Yo lo estoy haciendo en un archivo de hoja de cálculo desde el año pasado, y últimamente estoy usando la herramienta Toggl, es sencillísima y me está gustando… ya te contaré más sobre ella cuando le haya sacado más jugo.

En mi hoja de cálculo, en cada hoja tengo un proyecto o tarea. Y en las filas voy poniendo la hora de inicio y de final. Y se suman todas. Así sé lo que tardo en cada proyecto o tarea.

Con este método es más fácil hacer previsiones en calendario para determinados trabajos, hacer presupuestos (si tenemos en cuenta el tiempo para ese cálculo) o saber si un trabajo nos salió rentable: nos pagaron tanto, tardamos cuanto, a X nos salió la hora. ¿Somos rentables?

El horario del emprendedor.

horario de trabajoPero, aparte de contar el tiempo que dedicas a cada tarea, es interesante que tengas un horario por el que regirte y que te pueda guiar en cada momento hacia la tarea que tienes que hacer.

Si, simplemente, tenemos una lista de tareas que acometer, no sabremos por donde empezar e iremos saltando sin sentido de una a otra, dependiendo de lo que nuestra volátil mente piense que es más urgente y necesario en ese momento.

Pero si tenemos un horario establecido, sabremos que, por ejemplo, a primera hora del día dedico una hora a mi negocio. Después me centro en la tarea de producción o ejecución. Y a última hora atiendo el correo y las redes sociales, entonces tendremos claro lo que deberíamos estar haciendo.

Eso se consigue, vuelvo a lo que he comentado en mis últimos artículos, teniendo un plan, con proyectos y con tareas.

En ese plan los proyectos y tareas se colocan por orden de urgencia, prioridad o importancia.

Y eso es lo que llevaremos al horario semanal. Así nuestra inquieta mente no tiene que pensar en qué es lo más necesario en cada momento. Eso ya lo habíamos decidido en un paso anterior, con más lógica y distancia.

Para hacer ese horario semanal, en mi caso, uso el ICal de Apple. Pero con Google Calendar es exactamente igual.

Cómo cumplir con tu horario a rajatabla.

Ésta es una pregunta trampa, jeje. Sólo hay una forma de cumplir con nuestro horario a rajatabla: intentarlo.

Habrá días que podamos, incluso que superemos las expectativas.

Habrá días que sea imposible y no nos concentremos. No debemos agobiarnos entonces. Sobre todo, al principio, cuando empezamos a gestionar nuestro negocio por proyectos y horarios, nuestra mente se revela y se distrae.

Además, puede que estemos ejecutando un calendario que no va con nuestra personalidad. Entonces hay que ser flexible y modificarlo, ajustándolo a nuestras necesidades, sí, pero también a cumplir los objetivos que nos hemos propuesto en nuestro negocio.

Las franjas lógicas que debes incluir en tu calendario.

Hay personas que son mono-tarea. Y hay personas, las más, que se llaman multi-tarea y que lo que son es unos procastinadores empedernidos. La multi-tarea no funciona. Perdona que sea tan sincera.

Lo mejor es centrarse en una única tarea.

Pero no vamos a ser estúpidos, tampoco. Hay determinadas cosas que hay que hacer fuera del proyecto o tarea principal del día. Hay que atender esas tareas residuales. Y punto.

Así que lo mejor es que las incluyas en tu horario, en una franja fijada para ello.

Yo te aconsejo que, a diario, dediques al menos una hora a tu negocio. Y con ello no me refiero a la producción o ejecución, sino a dar difusión a tus contenidos, acciones de marketing, mejoras en la web, creación de embudos de ventas, o incluso a tu formación, que eso siempre son mejoras para tu negocio.

También tienes que dedicar alrededor de una hora a responder correos y a las redes sociales, relacionadas con tu negocio.

Deja un tiempo a diario para tus cosas personales: tenemos que atender nuestra casa, a nuestras personas y todos los compromisos que tenemos. Eso te aconsejo que lo dejes para el final del día, fuera de la jornada laboral, pero dentro del horario. O no tendrás tiempo ni de ducharte.

Y pasa las horas centrales de tu jornada laboral haciendo lo que se supone que tienes que hacer en tu negocio, diseñando, asistiendo a tus clientes, creando contenidos o productos. Lo que realmente te da dinero. A eso debes dedicar la mayor franja de tiempo.

El horario semanal y el foco en el trabajo.

foco del horario¿Quieres estar centrado en lo que haces? Es sencillo conseguirlo.

Haz una única cosa en tu jornada laboral y, si es posible, haz lo mismo durante toda la semana. Así veras que estás más centrado y eres más productivo.

Y quita el sonido al móvil y olvídate del correo y del wassap mientras trabajas. Sé tu peor jefe en ese sentido.

Te pongo un ejemplo: estas dos semanas estoy centrada en escribir todo el contenido de mi blog para los próximos 6-7 meses. El primer día no llegué a lo que me había propuesto. El tercero estoy más enfocada y estoy siendo más productiva de lo que esperaba.

Esa es la ventaja de concentrarse en un trabajo, proceso o tarea durante un tiempo: adquieres el hábito y tardas mucho menos en cualquier cosa.

Piénsalo así, al hacer repetitivamente una tarea te vas especializando y cada vez la haces mejor y más rápido. Sabes lo que funciona bien, lo que no funciona tan bien y lo que no funciona.

¿Puedes hacer más de una cosa en la semana, una cosa cada día? Sí, claro, cada uno trabaja como quiere. Pero lo cierto es que cuanto más tiempo dediques a lo mismo más productivo serás.

Yo incluso realizo la misma tarea para distintos clientes el mismo día, por ejemplo, preparar una secuencia, segmentar al publico y ponerla en marcha en Mailchimp. Y como ya sabes qué fallos dará, te adelantas y cada vez lo haces mejor y más rápido.

Cada persona es un mundo.

Por supuesto, todos los consejos que te estoy dando en este post son ideas generales.

A mí me funcionan, he ido probando mucho y he leído y me he informado con mucha gente especializada en productividad.

Pero eso no significa que a ti te vayan a funcionar. Es probable pero está asegurado 100%.

Así que te aconsejo que vayas probando tus franjas horarias y tus horarios semanales hasta que encuentres una manera de trabajar con la que te sientas cómodo y seas productivo.

¡¡¡Y ya me contarás cómo te ha ido!!!

Imágenes: Marvel Studios / Walt Disney Studios Motion Pictures

Pincha en el botón para suscribirte y recibe también mi guía de regalo.

¿Quieres estar al día con mi blog?

kiwilemonandgrapes.com te informa de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario serán tratados por María Morales Rodrigo, como responsable de la citada web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: Gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta de productos o servicios propios o terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectifivación, limitación y supresión de los datos en maria@kiwilemonandgrapes.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de datos en mi página web: Política de Privacidad de Kiwi Lemon and Grapes (kiwilemonandgrapes.com)


Deja un comentario

La responsable de tus datos será María Morales Rodrigo, y serán enviados a los servidores de Professional Hosting para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.