¿Cuánto invertir en un negocio online?


Si en el último post comenzaba hablando de que nos han dicho que montar un negocio online es fácil, en este empiezo diciendo algo parecido. Nos han dicho que montar un negocio online es (prácticamente) gratis. Pero esa no es una afirmación totalmente cierta. Hoy quiero explicarte cuánto invertir en un negocio online.

Siempre me he considerado partidaria de los negocios “low cost” pero quiero aclarar lo que ese término significa para mí: un negocio Low Cost no es el que vende a precios bajos, ni el que no se gasta nada en el negocio, sino el que hace una inversión inteligente y le saca un gran partido.

Lo que en marketing se denomina obtener un buen ROI (Retorno de la Inversión).

Así que voy a empezar a contarte cómo he invertido (y sigo invirtiendo) yo y el retorno que estoy obteniendo.

¿Invertir antes de ganar?

Invertir para ganarCuando empecé como freelance me equivoqué mucho: planes de negocio mal guiados por mi asesora de entonces, grandes gastos, compromisos por haber solicitado una subvención. Un caos. Un caos porque el negocio se convirtió en algo que yo no podía controlar. Y que no me gustaba.

El resultado fue que cerré a los dos años. Había invertido demasiado y no había obtenido nada a cambio.

Pero ya había sembrado el germen de mi segundo intento. Comencé con el negocio poco después, pero esta vez, con el enfoque totalmente contrario: No gastar nada, absolutamente nada, hasta que no obtuviera rendimientos.

Y tampoco funcionó. En los últimos momentos invertí en un mentor, para darme cuenta de que había estado tirando el tiempo en un producto sin viabilidad.

Así que, dos años más tarde, volví a cerrar.

Y esta vez, sí, empecé a hacer las cosas con (algo) de inteligencia.

Inversión VS. Gasto.

El problema suele ser que tenemos una visión equivocada de los negocios: o bien que hay que invertir muchísimo para ganar algo, o que no hay que invertir nada.

Pero, como siempre, en el punto medio está la virtud.

En este tercer intento (en el que me encuentro ahora y puedo decir que no me va nada mal), empecé por organizar todo el negocio desde cero, y no ponerme en marcha hasta tenerlo todo bajo control.

En ese momento, comencé a vender.

Y es cierto, antes de lanzarme había hecho una inversión. No tenía fondos, así que los pedí prestados (a esos que no te cobran intereses, la familia).

Inversión vs. Gasto

Invertí en un par de cursos de formación.

El resultado es que, cuatro meses más tarde, había recuperado la inversión hecha, de hecho, había ganado 3 veces más de lo invertido. Y pude devolver los préstamos.

Esa es la diferencia entre inversión y gasto: el dinero invertido lo recuperas, y pronto.

Así que mi siguiente paso fue… ¿adivinas? Invertir en otro par de cursos. Inversión que recuperé en dos meses, y con creces.

Inversiones en el negocio online que vende productos.

Es cierto que mi negocio se basa en la venta de servicios, así que mi inversión “física”, por así llamarla, es mínima.

Pero también tengo que hacer inversiones, como en los equipos y en un buen software, y cada más especializado, para dar el soporte y la atención premium que quiero dar.

Te preguntarás qué pasa con un negocio online que vende productos: ¿tienes que hacer más inversión que yo?

En ese caso la inversión, como la que yo hago en mis equipos, es algo imprescindible, algo que tenemos asumido (y debemos tener invertido) antes de lanzarnos a la venta en el mundo online.

Por supuesto, hay productos que son más baratos de fabricar que otros, y también se venden a un precio más bajo.

Pero si has pensado en montar tu tienda online, es que ya estás en marcha, ya tienes tus productos y has hecho alguna pequeña prueba de venta. ¿A que sí? Pues bien, has testado el mercado, sabes que hay clientes potenciales.

Y lo más importante, ya has hecho esa inversión en materias y equipamiento. Inversión que habrá que mejorar en el futuro.

Como en cualquier negocio, venda lo que venda, sean productos o servicios.

Inversión en tiempo VS. Inversión en dinero.

Inversión en tiempo vs. Inversión en dineroEn este post me quiero centrar en aquello que controlo, y es en los negocios online.

Dejando de lado la inversión necesaria en materias primas y/o equipamiento, en lo que me quiero centrar es en la inversión para poner en marcha el negocio en Internet.

Siempre tenemos que invertir: si no invertimos dinero, tendremos que invertir tiempo.

Antes pensaba que mejor el tiempo. Pero… el dinero lo puedo recuperar, el tiempo no.

Así que ahora invierto tiempo en lo que me da rendimiento o me gusta. Y dinero en aquello que no controlo o que me gusta mucho menos en mi negocio.

Como siempre digo, mi primera inversión fue en la asesoría que me lleva las gestiones fiscales. Así estoy segura de que tengo todo en orden y no pierdo tiempo – ni el sueño – con esas tareas que ni controlo ni me gustan.

Las 3 inversiones principales del negocio online.

Asesoría fiscal y facturación.

Como he comentado antes, soy partidaria de invertir en una asesoría fiscal desde el principio. No es un gran coste y sí un gran descanso.

Y si puedes invertir en algún sistema de facturación potente, mejor aún. Algo que te permita estar tranquilo sabiendo que facturas correctamente y que se integre con algún sistema de contabilidad, para que tengas el control de tus ingresos y gastos.

Formación.

Otra inversión, qué te voy a decir yo, más que rentable, es en formación. Ya sea en tu campo o en algo que quieres hacer por ti mismo en tu negocio online.

Por ejemplo, tienes un negocio de venta de artículos decorativos fabricados artesanalmente, o con las últimas técnicas, y con productos totalmente respetuosos con el medio ambiente. Productos que hacen sentirse bien a las personas.

Y quieres formarte para ser capaz de gestionar tú mismo el email marketing de tu negocio, con Mailchimp, por ejemplo, y así generar más confianza y ventas.

Pues invertir en un curso o en alguien que te guíe en el proceso será algo que, en poco tiempo, haya tenido un retorno mucho mayor que la inversión hecha.

Externalización de tareas ajenas a tu entrada de ingresos.

Por último, pensando en el mismo ejemplo anterior, está la externalización de determinadas partes de tu negocio. Por ejemplo, buscas a alguien que te haga la web, la tienda online, que controle todos los sistemas de pagos, seguridad y que te haga el mantenimiento, pues no quieres perder tu preciado tiempo en ello.

La mejor inversión.

Inversión en formación y asesoríaSi llegados a este punto estás hecho un lío y no sabes cuál va a ser la mejor inversión para ti, yo te lo voy a contar.

La mejor inversión es gastar tu dinero en alguien que te enseñe y/o te ayude a llevar tu negocio hasta el objetivo que te has propuesto.

Como te comentaba en posts anteriores, lo primero que necesitas es una idea de negocio (algo que vender y que sepas que se vende) y un plan de negocio.

Tienes un objetivo y el plan de negocio te va a llevar a él, ejecutando proyectos y tareas que poco a poco te acercan a ese objetivo.

Tú mismo tienes que tener claro, antes de empezar, el objetivo, nadie puede hacer ese trabajo por ti.

Pero desde el plan de negocio hasta la última fase, las estrategias de marketing, la puedes hacer acompañado por alguien que te guíe. Incluso te puede indicar qué partes de tu negocio delegar, basándose en tu personalidad y tratando de alcanzar, de forma sencilla y rápida, tu objetivo.

Hoy por hoy, con mi negocio en una fase muy avanzada, sigo contando con mentores que me ayudan y me forman en diferentes facetas.

Y puedo dar fe que cada inversión de ese tipo retorna multiplicada, al menos, por 3.

Así que mi duda ahora mismo es: ¿quién es el mejor para ayudarme en este proyecto, disciplina o tarea? Ya no pienso tanto en el dinero, pues sé que vale menos que mi tiempo y que en pocos meses estará de vuelta.

Y tú ¿tienes claro tu objetivo? ¿tienes un plan? ¿qué delegas o te gustaría delegar? Cuéntamelo y te echaré una mano encantada.

Y, si te animas, solicita una charla privada conmigo para saber si puedo ayudarte en el camino. Veremos qué necesitas y si puedo ayudarte. 

Imágenes propiedad de: Columbia Pictures

Pincha en el botón para suscribirte y recibe también mi guía de regalo.

¿Quieres estar al día con mi blog?

kiwilemonandgrapes.com te informa de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el formulario serán tratados por María Morales Rodrigo, como responsable de la citada web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: Gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta de productos o servicios propios o terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectifivación, limitación y supresión de los datos en maria@kiwilemonandgrapes.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de datos en mi página web: Política de Privacidad de Kiwi Lemon and Grapes (kiwilemonandgrapes.com)


Deja un comentario

La responsable de tus datos será María Morales Rodrigo, y serán enviados a los servidores de Professional Hosting para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.