En el post anterior comenzamos a hablar de los 6 héroes dentro tu estrategia web. Pero al ser tan importante cada uno de ellos individualmente, el artículo no nos permitió tratar nada más que 3. Hoy terminamos la tarea, hablando de los 3 últimos elementos, que no por ir al final son menos importantes e interesantes.

Los textos.

Aunque las imágenes atraen, comunican y aportan al cliente-lector una información muy precisa sobre tu estilo y lo que eres – para eso está la identidad corporativa, para comunicar tus valores de forma visual – el verdadero poder y la verdadera fortaleza de tu web están en tus textos.

Cuando un lector ha decidido convertirse en tu cliente, cuando ha pensado en gastarse su dinero en tus productos, entonces va a buscar información en tu web.

Y tú debes darle esa información de forma clara y precisa. Procura, además, que el acceso a dicha información sea muy fácil.

Textos y CopywritingAl arte, porque en realidad es un arte, de escribir los textos de una web, de una tienda, de un blog, se le llama copywriting.

En España hay grandes especialistas en dicho tema, y merece la pena contratar sus servicios para tu web… o hacer un curso con ellos y formarte para escribir tus textos tú mismo con garantías de que van a gustar y a convertir, que es su finalidad última.

Puedes visitar las webs de Maider Tomasena – mi preferida por su frescura, y de la que he aprendido mucho -, de Samu Parra y de Diego Artola. Son sólo unos pocos, pero hay muchos más y hacen un gran trabajo.

Si no estás muy seguro de que lo que estás escribiendo vaya a convertir a tus lectores en clientes, no lo dudes y cuenta con un profesional… ¡no todo en la vida es diseño!

Call to action. – los justos.

Para que nos entendamos, un “call to action” es el típico botón de compra. Pero no sólo eso. Los “call to action” – llamada a la acción en español – se usan para mucho más que eso en el diseño web.

Puedes usarlos para que la gente se suscriba a tu newsletter, para vender, para conducir a una nueva página que quieres publicitar, para que el lector se descargue un contenido,… las opciones son muchas.

Eso sí, recuerda que “lo poco agrada y lo mucho enfada”: si te pasas con las peticiones a tus lectores conseguirás que se marchen espantados.

El minimalismo, más que una tendencia.

El minimalismo es tendencia. Tendencia en el mundo del diseño, en el de la decoración, en la fotografía,… y debe ser tu tendencia a la hora de diseñar tu página web.

MinimalismoUna página con demasiado contenido y demasiadas llamadas a la acción no cumple su cometido, más bien espanta a los lectores.

Te aconsejo un diseño con mucho espacio y poco contenido, con las imágenes justas y los colores apropiados. Una web que sea un lugar de descanso para tus lectores y clientes.

Piensa que en un lugar “casi vacío” será más fácil que tu posible cliente localice las llamadas a la acción.

En el texto también debes ser minimalista: separa, organiza y define las distintas partes de tus textos.

Por último, piensa que tu cliente-lector es, casi con total seguridad, un poco perezoso, o no tiene mucho tiempo para dedicar a la lectura y la búsqueda de información de tus productos: pónselo fácil.

Tu blog, tu sutil aliado.

Aunque hay quien asegura que el blogging ha muerto, la realidad es bien diferente. Eso sí, no puedes pretender vender tus productos-servicios usando tan sólo un blog. Hoy en día son necesarias otro tipo de estrategias.

Tu blog, tu sutil aliado.Aunque todo ese tipo de estrategias entran dentro del campo del marketing, es imprescindible aplicar en ellas todos los puntos anteriores. Cualquier tipo de publicidad o estrategia debe ser coherente con tu identidad visual y con tu visión del negocio, es decir, los textos vuelven a cobrar especial importancia.

Pero si hay un punto donde los textos demuestran lo que sabes hacer y tu filosofía de negocio ese es el blog. Un blog es el apoyo invisible, la energía constante, de tu web.

Por una parte, el blog es importante para que tus lectores vean cuál es tu sistema de trabajo, tu filosofía y todo lo que puedes aportar. Si les convence, terminarán por convertirse en clientes. Es decir, un blog también es una estrategia de ventas, pero a largo plazo y con un margen de efectividad no excesivamente alto.

El blog: el Sancta Sanctorum del SEO

El Blog: el Sancta Sanctorum del SEOUn blog es el lugar donde aportar valor, y hacerlo de forma gratuita, sólo por ayudar y por compartir, la base de la vida y de una sociedad que no esté tan enferma.

Por último, un blog es aquello que te va a ayudar a posicionar tu web en Google. Ese temible SEO que parece un jeroglífico egipcio se puede conquistar por medio de la Piedra Roseta del blog.

Con unos pequeños pasos que debes seguir al escribir y, sobre todo, aportando mucho valor original, en unas semanas Google te querrá y tu página empezará a subir en las búsquedas y, por tanto, en las visitas.

Creando el equipo perfecto

Nos ha llevado un par de artículos repasar todos los elementos imprescindibles de tu blog. Ahora te toca a ti empezar a pensar en cada uno de ellos, de forma individual pero cuidando la coherencia del conjunto, para dar la mayor potencia de venta a tu web.

Y, como último consejo: tu web debe transmitir un mensaje único y claro. Y siempre, siempre, siempre, debes cumplir lo que prometes. Recuerda que la ética en tu negocio será lo único que te permita mantenerte a la larga.

¿Te habías parado a pensar en la importancia que tiene escribir bien? ¿Y en la necesidad de diseñar de forma que tus clientes no queden agotados dentro de tu web? ¿Cuál es tu filosofía de negocio? Cuéntamelo todo en los comentarios, ¡si te apetece empezar a escribir algo para tu web!

Artículos relacionados: