¿Te ha gustado mi título? ¿Sí? Me alegro, pues hoy quiero hablarte de cómo escribir en tu web o blog. Y si hubiera titulado mi post “cómo escribir correctamente las páginas de tu web o blog” seguro que no te habría empujado a leer de la misma forma que lo ha hecho este título.

Con este artículo, que en principio iba a estar unido al anterior quiero que equilibres tu estrategia. Como te cuento en el título, el diseño es muy importante, somos muy visuales y es lo que nos atrae. Es lo que lleva al cliente a tu casa.

Pero son las palabras las que convierten, las que tocan el corazón y conquistan a tus lectores, usuarios y compradores. Así que vamos a “mostrar nuestra mejor cara”.

Por qué es tan importante el equilibrio en tu web.

En internet se eliminan todas las sensaciones que vivimos al entrar en una tienda, como la buena o la mala acogida de los responsables.

Las sensaciones en tu plataforma online se producen debido tan sólo a dos elementos: la usabilidad y las palabras.

De la primera ya hablamos en el artículo sobre el minimalismo, en el que te daba una serie de pautas para que un visitante se sintiera cómodo en tu web. Y, sobre todo, para eliminar el “ruido” y mostrar aquello que tu lector quiere encontrar. Que debería ser lo que tú quieres mostrar.

Una vez que alguien ha entrado en “tu casa” y se ha puesto cómodo, gracias al diseño, ahora toca mostrarle lo que tienes para él.

Pero no seamos agresivos: no queremos vender a toda costa cualquier cosa. Nuestro negocio debe basarse en aportar valor y ayudar a nuestros clientes.

Si tienes la solución al problema que ha traído al lector a tu web, un justo intercambio será que él pague tu producto o servicio. Al fin y al cabo le estás facilitando la vida. Y vives de tu trabajo.

Qué escribir y cómo hacerlo.

Ya hemos dejado claro que tu producto o servicio soluciona un problema al usuario. Ese posible cliente es el centro de tu negocio. Y sus problemas pasan a ser los tuyos.

Debes explicar, en tus páginas y a través de los textos, que puedes solucionar ese problema o satisfacer ese deseo que tiene. Gracias a tu oferta.

Por eso, la cuestión no es qué escribir o cómo escribir. No es tan sólo explicar lo que los anglosajones llaman las 4W, qué, quién, cuándo y dónde (what, who, when, where), sino más bien el para quién y el cómo.

Propuesta única de valor: directo al corazón del cliente.

El centro de tu negocio es el cliente, y solucionar ese problema que no le deja dormir y que le ha llevado a tu web.

A la hora de escribir debes dejar bien claro que puedes ayudarle. Es decir, no hables de las magníficas características de tu producto o servicio. Mejor háblale de los beneficios que ÉL va a obtener gracias a ese producto o servicio.

Cuéntale que puedes ayudarle y cómo lo vas a hacer. Así le conquistarás. Ésa será tu propuesta de valor.

El mensaje debe quedar claro desde el principio. Debe ser directo y con palabras sencillas.

La acción que él debe realizar para conseguir superar esa dificultad, también. Ahora todo está en sus manos y puede solucionar ese problema, gracias a ti.

Las 4 formas de conseguir que tus textos sean más atractivos.

Ya está. Ya sabemos qué debemos escribir. Pasemos a ver cómo lo hacemos. Te daré una serie de consejos para que tus textos se lean fácilmente, sin esfuerzo.

Organiza los textos en títulos y subtítulos.

cómo escribir correctamente las páginas de tu web o blogNo sólo ayudarás a que tus lectores tengan clara la estructura de lo que estás explicando. Esa estrategia también hace que Google “te quiera más”. Es muy favorable al SEO.

Tus textos deben ser claros, concretos, fáciles de leer. Incluso de “escanear”. Y es que muchos lectores sólo echan un vistazo para ver si les interesa y no se leen todo el texto.

Tus párrafos deben ser cortos, de unas tres o cuatro líneas. Las frases tampoco deben ser largas. De hecho, Google te penaliza ligeramente si superan las 20 palabras. Deja descansar a tus lectores continuamente.

Sé minimalista, usa sólo las palabras necesarias.

Aportar valor no significa dar demasiadas explicaciones. Significa explicar claramente los beneficios de tu oferta.

No utilices palabras en exceso. Elimina las innecesarias. Usa la mejor para definir lo que ofreces.

Sigue siendo minimalista: elimina el ruido de los elementos innecesarios. Haz de tu página un área de descanso.

El contenido queda más realzado cuantas menos palabras tiene. Y, por supuesto, haz que éstas sean comprendidas por tus lectores: no uses jerga técnica, pues no te hace experto, sino pedante.

Las palabras que (casi) siempre sobran.

cómo escribir correctamente las páginas de tu web o blogHay dos tipos de palabras que generan mucho ruido en tus textos: los adjetivos y los adverbios.

Los primeros, como norma general, intensifican demasiado el valor de un sustantivo (o producto). Y tú no quieres que te tachen de falso por exagerado, ¿verdad? Sé concreto con los sustantivos y evita el tener que calificarlos.

Los adverbios suelen molestar de otra forma al lector: generan demasiado ruido sin aportar información de valor. Son muy vagos. No nos interesan. No queremos ruido. Queremos un lector tranquilo para que tome una buena decisión.

Leyendo sobre copywriting, es decir, sobre redacción de textos que conviertan dentro de una web, Maïder Tomasena compartía un par de citas de grandes escritores.

Mark Twain decía:

Cuando atrapes un adjetivo, mátalo. No, no quiero decir completamente, pero sí a la mayoría de ellos – entonces el resto serán valiosos. Los adjetivos se debilitan cuando están juntos y sólo dan fuerza cuando están muy separados. “

Stephen King escribió:

Creo que el camino al infierno está pavimentado con adverbios.
El adverbio no es tu amigo… Con adverbios, el escritor por lo general nos dice que tiene miedo de no estar expresándose con claridad y de no transmitir el argumento o imagen que tiene en la cabeza”

De su artículo “Adjetivos y adverbios en el copywriting”. 

Creo que estas citas ilustran a la perfección lo que trato de explicarte.

Resalta lo más importante entre lo importante.

Continuamos con los consejos de Google. El SEO se ve favorecido cuando incluimos textos en negrita, en cursiva o subrayados. Considera que son más importantes y que tienen más valor.

Y recuerda que todo esto no lo hacemos por Google, lo hacemos por nuestro cliente. Lo que ocurre es que Google, con cada cambio de algoritmo, premia el contenido que detecta que es más “humano” y que tiene más valor.

NO ME CHILLES QUE NO TE VEO.

cómo escribir correctamente las páginas de tu web o blogUn último consejo: deshecha los titulares en mayúsculas.

Hemos dicho que tu usuario debe sentirse cómodo en tu casa. Y si le gritas no lo estará.

Escribir en mayúsculas, en el mundo online, equivale a gritar.

Personalmente, cuando alguien pone muchas mayúsculas en su web, me echa de allí buscando más pacíficas praderas.

Y cuando alguien me habla así en un correo electrónico, o usando un programa de mensajería, le recrimino dulcemente (o le pongo un severo correctivo, depende del día).

En resumen: escribimos para vender. Pero no queremos acosar como vendedoras a comisión en unos grandes almacenes. Queremos ayudar a nuestro cliente. Y sólo las palabras no llevarán al Nirvana de los elegidos.

¿Qué tal se te da escribir? ¿Cuáles son tus principales problemas? Cuéntanos ¿tienes un blog? Compártelo con todos en los comentarios, si te apetece.

Imágenes: 20th Century Fox, Marvel Entertainment; Tri-Star Pictures

Artículos relacionados: